Todos los proyectos deberían durar más tiempo. Por eso, esa casa, restaurant, hotel, puente, cabaña, juegos, o lo que sea, debe ser construido con la madera que dura más tiempo.

Consume 96% menos energía que el acero. Es 25 veces más duradera que el pino sin impregnar. Es reciclable, reutilizable y versátil. Un recurso renovable que en la relación resistencia-peso, es mejor que acero y hormigón.

Con los más altos estándares de calidad, la madera impregnada puede ser casi eterna.

Mayor precisión, durabilidad garantizada, tiempos óptimos, tecnología de vanguardia, calidad de confianza.