Ganar no es lo único en la vida, pero es importante. Porque también está evolucionar. Crecer. Salir del status quo y darnos permiso para imaginar. Obvio, también está perder. Pero por suerte, está leer.

Leer, que es evolucionar, crecer, imaginar. Estar informado. Saber. Opinar. También es entender que por ahí perder está bien. Y eso, eso es ganar. Como escuchar, que también es ganar. Ganar porque nos hace menos prejuiciosos, más rebeldes, menos anónimos y más orgullosos.

Leer porque nos pone osados, cultos, cada vez con menos miedo y cada día más ganadores. Leer va a salvar el mundo porque nos hace mejores. Y si somos mejores, el mundo es mejor.