En un mundo donde el cuidado del mismo está de moda, no podemos seguir usando las ampolletas del pasado. Cuidar el planeta no es tarea fácil, pero en realidad, es una decisión inteligente, que ahorra energía y dinero. Porque si tus ampolletas LED gastan menos, no sufres con el alza de la luz. Ahorras tú y cuidas el paneta.